Viaje a Cerdeña

22,0042,00

Limpiar
    • 4 €
    • 2.5 €
    Reset options

Hace unos años hice mi segundo viaje a Italia, a la isla de Cerdeña.

Esta pradera sobre fondo blanco me trae recuerdos de ese viaje tan especial, con su luz de mediados de junio y ese color todavía vivo de sus prados que no se han agostado aún con el calor.

Las estrechas carreteras de la isla se retuercen sobre praderas punteadas de flores, insectos y aromas de tierra y campo.

Sobre ellas se levantan salpicadas por aquí y por allá unas construcciones impresionantes levantadas con enormes piedras que te llevan de la mano a un tiempo pasado, muy lejano y te dejan allí como en una Iglesia: es una tregua de calor en un recién estrenado verano y el silencio y la oscuridad hacen el resto.

Impresiona la altura, esas obras hechas sin cimientos sujetas sólo por el peso de las enormes piedras y ese deambular entre pasillos prehistóricos te acercan a un pasado lejano que puede no lo sea tanto.

Estas construcciones llamadas Nuraga son un símbolo de Cerdeña y para una enamorada de la prehistoria como yo fue una serendipia encontrarlas.

Después del descubrimiento llegó la persecución y la búsqueda para deleitarme en ellas.

Si alguna vez viajas a Cerdeña te animo a que les hagas una visita, aunque sólo sea a una, estoy segura que no te dejarán indiferente.

SKU: 22-1-1-1-1-1 Categoría:

Bromas de galletas aparte, tengo que informarte que este sitio usa cookies para hacer más cómodo tu paseo por la web, así que ponte un calzado adecuado que vamos allá 😉 Quiero saber más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar